Santiago. La banca chilena logró ganancias por cerca de US$2.400 millones en 2009, apoyada en el buen rendimiento de sus operaciones cambiarias, lo que contrarrestó el impacto en la economía local de la crisis financiera mundial.

En diciembre, la utilidad del sistema subió 14,1% frente a noviembre, dijo el jueves la Superintendencia de Bancos, aunque la entidad no entrega cifras comparables con el año previo por nuevas normas contables IFRS.

"Los factores del estado de resultado más relevantes mostraron, en el mes (diciembre), lo siguiente: una caída en el margen de intereses; un mayor gasto por provisiones; un incremento de operaciones financieras netas del resultado de cambio", dijo la entidad.

Bajo la anterior norma contable, la banca chilena registró ganancias por casi US$2.000 millones en 2008.

"Se observa un incremento (de los préstamos) en todos los rubros. En efecto, se incrementan las colocaciones comerciales en 3,08%, las colocaciones (créditos) de consumo en 1,82% y las colocaciones para la vivienda en 1,18%", dijo la Superintendencia de Bancos.

Los préstamos totales del sistema, integrado por 25 instituciones, subieron 3,42% en diciembre frente a noviembre.

El Banco Santander Chile, la mayor entidad financiera del país, sumó ganancias por 431.253 millones de pesos (US$852 millones) en 2009.

En diciembre, la utilidad de ese banco anotó una baja nominal del 28% frente a noviembre, según estimaciones de Reuters.

El Banco de Chile, la segunda institución del país, obtuvo una utilidad de 257.885 millones de pesos (US$509 millones) en 2009. En el último mes del año, su ganancia nominal trepó 92% en comparación a noviembre.