Un total de once entidades de la banca chilena suspenderán este fin de semana, por al menos seis horas, su servicio de transferencias electrónicas con el fin de hacer "una proyección" en este sistema que funciona desde 2008.

La suspensión se llevará a cabo entre la medianoche de este sábado y las 06.00 horas (10.00 GMT) del próximo domingo en un momento en el que "estadísticamente, existe una mínima actividad de este servicio".

Las instituciones financieras que participarán en esta actividad son Banco de Chile, Estado, Falabella, Itaú, Santander, BBVA, BCI, BICE, Corpbanca, Security y Scotiabank, según una nota difundida esta noche por el Centro de Compensación Automatizado (CCA).

Según el CCA, que actúa como ente vinculante entre los bancos que permiten esta alternativa de traspaso de fondos a sus clientes, el propósito de la medida es "efectuar proyecciones del servicio de transferencias electrónicas de fondos que los bancos proveen a sus clientes, servicio que desde su creación el año 2008 ha tenido un crecimiento extraordinario".

"Las condiciones de la prueba implican que durante su ejecución, el servicio de transferencias electrónicas de fondos no estará disponible para los clientes de la industria, por lo cual éstos han sido informados a través de los portales de las instituciones financieras", explicó la entidad.

El CCC explicó, además, que una vez concluida la prueba, las instituciones financieras participantes restablecerán el servicio en condiciones normales.