Atenas. Los bancos griegos, que han visto sus costes de préstamos encarecerse mucho por los problemas fiscales del país, han pedido al gobierno de Grecia EUR17.000 millones adicionales para hacer frente a la crisis económica.

"Quieren tener un colchón de seguridad adicional ahora que la economía y el sistema bancario están bajo presión", dijo el ministro de Economía, George Papaconstantinou, el miércoles a los periodistas tras una reunión con el gobernador del Banco de Grecia, George Provopoulos.

"Los bancos han pedido utilizar los fondos restantes del plan de ayuda", agregó. "Estamos negociando con el banco central el modo de asignar los fondos restantes".

Aunque los bancos griegos están bien capitalizados, se han visto presionados por la crisis económica y el aumento de las provisiones, que supusieron el 7,7% de los préstamos totales el año pasado.

Debido a estas provisiones, entre otros motivos, los bancos griegos anunciaron en general decepcionantes resultados del cuarto trimestre, como la pérdida de EUR87 millones anunciada por National Bank of Greece SA (NBG), la mayor entidad del país.

A finales del mes pasado, Moody's Investors Service rebajó la calificación a cinco de los nueve principales bancos de Grecia al considerar que habían perdido fortaleza financiera y al anticipar más presión ante las difíciles perspectivas económicas del país.

Muchos economistas, incluidos los del banco central griego, prevén que la economía se contraerá un 2% este año, aunque algunos expertos hablan de una contracción de hasta el 4%, tras contraerse un 2% en 2009.

A finales de 2008, el anterior gobierno conservador aprobó un plan de ayuda de EUR28.000 millones compuesto de garantías de préstamos, inyecciones directas de capital y medidas especiales de liquidez para impulsar el sistema bancario griego.

Sin embargo, hasta ahora, los bancos han utilizado sólo EUR11.000 millones de esos fondos.

La noticia de que los bancos buscan más ayuda financiera afectó al sector bancario griego el miércoles. Eurobank Ergasias cayó un 4,3%, Alpha Bank cedió un 4,4% y Piraeus Bank perdió un 5,7%, mientras que Eurobank retrocedió un 7,5%.