La Minera Escondida, la mina privada de cobre más grande de Chile y controlada por la australiana BHP Billiton, alcanzó beneficios por US$856,3 millones durante los primeros tres meses del año, un 1,7% menos respecto del mismo periodo del 2012, informó la compañía.

Según el balance enviado a la Superintendencia de Valores y Seguros, el resultado se compara negativamente con los US$871,4 millones alcanzados el año pasado.

Esta caída de las ganancias estuvo marcada por una producción de 305.563 toneladas métricas, compuesta por 230.220 toneladas de cobre contenido en concentrados y 75.343 toneladas de cátodos de cobre.

Según el informe, lo anterior representó un 27,2% de mayor producción con respecto a las 240.215 toneladas métricas producidas en el mismo período del año pasado (157.842 toneladas de cobre en concentrados y 82.373 toneladas de cátodos de cobre).

La compañía consignó que durante el período analizado, el precio promedio de la libra del metal rojo fue de US$3,60, valor que es menor en un 5% al promedio de US$3,77 obtenido en los primeros tres meses del 2012.

Minera Escondida está situada cerca de Antofagasta, unos 1.500 kilómetros al norte de Santiago, y a más de 3.000 metros de altitud.