Moscú. Los beneficios netos del gigante gasístico ruso Gazprom en el primer semestre de este año ha caído 34,7% en relación al mismo periodo del año pasado, al tiempo que sus ingresos han crecido 5,2%, según el informe trimestral publicado este miércoles por el monopolio.

Los ingresos de Gazprom alcanzaron entre enero y junio de este año 1,92 billones de rublos (US$58.181 millones), mientras que sus beneficios netos según el Estándar Ruso de Registros Contables (ERRC) han caído hasta 250.143 millones de rublos (US$7.580 millones).

Los ingresos por ventas disminuyeron en 0,7% hasta situarse en 1,431 billones de rublos (US$43.363 millones), señala el informe de la compañía, que precisa que los beneficios por ventas cayeron en 12,9% hasta 477.978 millones de rublos (US$14.484 millones).

Los beneficios brutos se redujeron 2% y se situaron en 984.832 millones de rublos (US$29.843 millones), mientras que los beneficios antes de impuestos disminuyeron 30,6% hasta quedarse en 348.538 millones de rublos (US$10.561 millones).

Los beneficios de Gazprom según el ERRC sirven de base de cálculo para el reparto de dividendos entre los accionistas del consorcio.

Ya en 2012, los beneficios netos de la compañía según el ERRC cayeron otro 37% hasta 556.340 millones de rublos (US$16.858 millones), cifra que ascendió a 1,18 billones de rublos (US$35.818 millones), según las Normas Internacionales de Información Financiera.

La deuda a largo plazo del gigante gasístico alcanzó 1,19 billones de rublos (US$36.060 millones) a 30 de junio de 2013 tras crecer 19,8% sobre la existente al cierre de 2012, situada entonces en 993.166 millones de rublos (US$30.095 millones).

Al mismo tiempo, la deuda a corto plazo también creció 9,83% hasta 1,273 billones de rublos (US$38.575 millones).

La exportación de Gazprom apenas ha caído 0,2% en el primer semestre de 2013 y se ha quedado en 104.175 millones de metros cúbicos de gas natural.

La compañía estatal ha mejorado sus exportaciones a Europa hasta 78.865 millones de metros cúbicos de combustible azul, lo que supone un crecimiento del 9,6%.

El mayor incremento en las exportaciones se registró en las ventas a Europa Occidental, con 13%, mientras que los países de Europa Central redujeron su importación a Gazprom en 1,5% hasta 16.800 millones de metros cúbicos.

Los países bálticos y las antiguas repúblicas soviéticas integradas en la Comunidad de Estados Independientes redujeron su demanda de gas comercializado por Gazprom en un 22% hasta 25.310 millones de metros cúbicos.

En los primeros seis meses del año, las exportaciones a Alemania han crecido en un 7,9%; a Italia en casi un 100%; a Gran Bretaña en 51,9%; a Francia en 5,7% y a Polonia, en 12%.

En cambio, cayeron las ventas a la República Checa (19,8%), Austria (20,8%), Turquía (7,9%) y Finlandia (3%).

El consorcio ruso pronosticó a principios de julio que de mantenerse los ritmos de ventas registrados desde principios del año, la exportación de Gazprom a Europa y Turquía podría ascender en 2013 a 155.600 millones de metros cúbicos de gas.

La compañía llegó a registrar en marzo crecimientos puntuales de más del 60% en estos mercados en comparación con 2012.

La reducción a la mitad de la importación de gas licuado por los países del Viejo Continente, el inesperado frío a comienzos de la primavera y una serie de averías en algunos gasoductos obligó a varios países europeos, sobre todo a Gran Bretaña, a tirar de sus propias reservas de gas, según la Agencia de Información del Gas rusa.

Rusia lamenta que los reguladores europeos pongan trabas para el pleno aprovechamiento de sus capacidades exportadoras.

Así, Gazprom puede usar sólo la mitad de la capacidad de la ramificación OPAL del gasoducto Nord Stream, que une Rusia y Alemania por el fondo del mar Báltico.