La fabricante aeronáutica estadounidense Boeing prevé que el mercado de aeronaves comerciales en América Latina en los próximos veinte años se triplicará, con un potencial de negocios de US$300.000 millones, según un comunicado de la empresa.

"Una economía que crece a pasos gigantes, un aumento en la renta y los nuevos modelos de negocio de las compañías aéreas están llevando el tráfico de pasajeros en América Latina a una tasa de crecimiento anual del 6,9%", superior al promedio mundial, señaló Randy Tinseth, vicepresidente de Mercadeo de Boeing.

Según el ejecutivo, "el número de aeronaves en la región casi que se triplicará, pasando de 1.280 aeronaves en 2012, para 3.790 aeronaves en 2032 y satisfacer el crecimiento", lo que representa un mercado potencial de US$300.000 millones.

El 84% de las 2.900 nuevas aeronaves necesarias deberá corresponder a aviones de mediano porte para atender la demanda del transporte regional.

El parque de aviones comerciales en América Latina bajó en su edad promedio, al pasar de 14,8 años en 2003 a los actuales 9,7 años, "una flota más nueva que en Europa y Estados Unidos", apuntó el comunicado divulgado en la ciudad brasileña de Sao Paulo.

"La reducción en los precios y la facilidad de acceso a los viajes aéreos estimulará la demanda en mercados establecidos y permitirá la entrada en nuevos mercados", declaró Tinseth, quien confirmó el pedido de 120 aviones 737 MAX por parte de aerolíneas latinoamericanas.

El 737 MAX terminó de ser desarrollado por la Boeing en julio pasado, realizará el primer vuelo en 2016 y a partir de 2017 comenzarán a ser entregadas las aeronaves a sus compradores.