Washington. Bolivia está negociando acuerdos con empresas privadas de electricidad de Estados Unidos, el Reino Unido y locales para nacionalizar tres centrales hidroeléctricas, dijo el lunes Miguel Llagüe, viceministro de Electricidad.

"Tenemos casi un preacuerdo y consideramos que el 2010 vamos a cerrar la parte que estamos negociando con las tres empresas", dijo Llagüe a la red radial Erbol.

Bolivia apunta a controlar las centrales hidroeléctricas Guaracachi, filial de Rurelec, de capitales británicos; Corani, propiedad de la estadounidense Duke Energy Corp. y Valle Hermoso, controlada por Panamerican, grupo de inversionistas boliviano.

Llagüe señaló que Bolivia pretende controlar al menos 50% de las compañías, de acuerdo con la nueva Constitución del país y a la espera de la nueva ley energética que establecerá tarifas eléctricas socialmente justas y económicamente viables, agregó.

La autoridad anunció que las negociaciones se retomarán en febrero, pero por razones de estrategia no mencionó el nombre de la generadora de electricidad con la que se logró el preacuerdo, consigna Hoy Bolivia.

"A veces acercar posiciones es un poco duro y hay que dejar que las partes analicen nuevas propuestas. A ratos parecería que no hay más salida que llegar a un juicio y uno se da un tiempo para ver qué otras posibilidades hay en las negociaciones", afirmó.

La electricidad, junto al sector ferroviario, es uno de los últimos sectores al que el gobierno apunta para su nacionalización, después de haber nacionalizado los sectores de petróleo, metales y telecomunicaciones.

Con información de Dow Jones Newswires