La Paz. Bolivia se encuentra rezagada en materia de ingresos por turismo, respecto al resto de los países de la región Sudamericana, al ubicarse en el noveno lugar, sólo por encima de Paraguay que ocupa el último sitio, señala un informe difundido este martes por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

De acuerdo con el análisis del instituto privado especializado en comercio exterior, la diferencia es "abismal" entre los recursos que ingresa Bolivia por concepto de turismo, con relación a otras naciones sudamericanas como Brasil, Argentina, Perú o Chile.

Según datos del IBCE, el país andino recibió en 2012, unos US$532 millones por las actividades ligadas a la llamada industria sin chimenea.

En contraste, Brasil facturó US$6.645 millones, Argentina percibió US$4.895 millones, por la llegada de extranjeros en busca de aventura y diversión, seguido por Perú con US$2.657 millones, país reconocido como el centro de la cultura inca.

De acuerdo con estos datos, Bolivia ocupa el noveno lugar de ingresos por este rubro, sólo por arriba de Paraguay, pero por debajo de Venezuela, Ecuador, Uruguay, Chile y Colombia.

Al respecto, la presidenta de la Agencia Boliviana de Viajes y Turismo (Abavyt), Lourdes Omaya, señaló que uno de los factores para estar entre los últimos lugares, es la falta de conectividad aérea entre el país y el resto del mundo.

"Actualmente el turista busca tener una variedad de vuelos para llegar a su destino. Esto hace que muchos turistas tengan problemas y no vengan al país", expresó.

A este hecho, dijo, habría que agregar la falta de promoción internacional, así como el tema de la atención y la inseguridad, como otros factores que inhiben el turismo internacional.

Según informes del IBCE, el total de turistas a nivel mundial durante el 2012 fue de 1.035 millones de personas, quienes generaron ingresos por US$1,1 billones.