Cochabamba. El presidente Evo Morales inaugurará el sábado la construcción de una nueva planta de crudo en la refinería Gualberto Villarroel del departamento de Cochabamba, con el fin de garantizar una mayor capacidad de producción de combustibles para abastecer el mercado interno, informó el viernes Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Según un comunicado de YPFB, la nueva planta de crudo tendrá una capacidad de procesamiento de 12.500 barriles por día (BPD), incrementando a 40.000 BPD la producción en la región, que cuenta con otra planta cuya capacidad es de 27.500 BPD.

Es decir, la producción de crudo se incrementará en 45%, según YPFB.

YPFB Refinación iniciará la construcción de la nueva unidad de crudo con una inversión superior a US$99,5 millones, que se prevén recuperar en cuatro meses y medio de operación.

"Estamos considerando los beneficios económicos de esta Planta para nuestra empresa como para el Estado Plurinacional de Bolivia, haciendo una inversión con un retorno garantizado y conveniente para el país", afirmó el gerente de YPFB Refinación, Guillermo Achá.

La nueva unidad procesará crudos de 59 a 61 grados API (American Petroleum Institute).

Además, esa Planta incrementará la producción de Gas Licuado de Petróleo en 30%, aportando adicionalmente 60,30 toneladas métricas por día, equivalente a 6.030 garrafas de gas.