La Paz. El gobierno de Bolivia inició la industrialización de la hoja de coca tras la autorización del presidente Evo Morales a la Asociación de Productores de Coca (Adepcoca) para que procese 75 mil toneladas de coca con fines medicinales, según la Agencia Boliviana (ABI).

La compañía cocalera procesará 75 mil toneladas de coca por año para producir infusiones en base a coca y estevia.

En un acto masivo, que se realizó en la zona de Villa El Carmen, en la ciudad de La Paz, donde se levanta la planta y ante la presencia de miles de productores de coca de los Yungas y campesinos de esa región, Morales destacó el aporte económico de Adepcoca y el Estado en la instalación de ese emprendimiento productivo.

Morales adelantó que realiza gestiones ante su colega Rafael Correa para que Ecuador compre el té elaborado con hoja de coca de la región de los Yungas de La Paz y reiteró que él masca coca por recomendación médica.

"Me hace muy bien, y (mucha gente) está combatiendo la diabetes con coca, eso está totalmente demostrado", dijo.

El mandatario recordó que un estudio de la universidad estadounidense de Harvard, hecho a mediados de la década de los 90, destacó los beneficios médicos de la hoja de la coca.

La coca es materia prima de la cocaína pero su consumo en estado natural para fines medicinales, rituales y tradicionales, como el masticado, está permitido en Bolivia.

El gobierno aún no tiene cifras oficiales de la cantidad de gente que mastica coca ni de los ciudadanos que la utilizan con fines medicinales.