La petrolera estatal YPFB informó este domingo que tiene prevista una inversión de unos US$1.800 millones en cuatro nuevas plantas hidrocarburíferas que serán entregadas hasta finales de 2014 y permitirán la industrialización del gas natural.

El presidente de YPFB, Carlos Villegas, en entrevista con medios estatales, afirmó que el presidente Evo Morales cumplió en siete años de la nacionalización de los hidrocarburos con la industrialización del gas natural que, a su juicio, no se hizo en más de 100 años de vida en la república de Bolivia.

Según YPFB, la primera planta de separación de líquidos de Río Grande fue inaugurada y se encuentra en pleno funcionamiento con una inversión de US$168 millones.

Otras tres plantas serán entregadas en 2014, como la planta de separación de líquidos Gran Chaco que se construye en Yacuiba, en el sur de Bolivia, proyecto al que se destinarán 608,9 millones de dólares y entrará en operaciones en el segundo semestre del próximo año.

También se entregará una planta de amoniaco urea, cuya construcción se inició el 12 de septiembre con una inversión de US$843,9 millones, y la cuarta planta de GNL que se construirá en Santa Cruz (este), la misma que requerirá la inversión de US$137 millones.

Los recursos financieros destinados a materializar la petroquímica en el país provienen del estatal Banco Central de Bolivia (BCB) y de la propia estatal petrolera.

"Son cuatro plantas (una en funcionamiento y tres en construcción) y el complejo petroquímico etileno polietileno y propileno polipropileno que, de acuerdo al cronograma que hemos elaborado, estaría ya en funcionamiento a fines de 2018 o inicios de 2019", afirmó.

Asimismo, dijo que con este proceso prevén cerrar un primer ciclo de la industrialización del gas natural.

"Estamos discutiendo la elaboración del segundo ciclo en el marco de la agenda 2025", señaló el ejecutivo de la estatal petrolera.

Alta producción. La producción de gas natural en Bolivia registrará su mayor nivel histórico en 2014, con 70 millones de metros cúbicos por día (MMmcd), anunció este domingo el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas Quiroga.

Precisó que la segunda fase de Margarita, la planta de procesamiento de gas natural de Itaú (norte del país), propiciará este repunte en la producción del energético que permitirá cubrir con holgura todos los requerimientos del mercado interno y los compromisos de exportación con Brasil y Argentina.

"Se comenzó a invertir en producción y hoy tenemos una capacidad de 60 millones de metros cúbicos por día. A fin de año varias empresas van a incrementar la producción, porque hemos mejorado nuestra capacidad de procesamiento, y para el 2014 vamos a estar rondando los 70 millones de metros cúbicos por día", enfatizó Villegas.

Manifestó que la adenda al contrato de compra-venta de gas natural, suscrito entre YPFB y Energía Argentina, Sociedad Anónima (Enarsa), generó certidumbre en el sector energético y destrabó las inversiones en actividades de exploración y explotación.

Los campos con mayor producción en la actualidad son Sábalo, San Alberto y Margarita. Otros campos que registran una producción significativa son Bulo Bulo, Tacobo, Vuelta Grande, Yapacaní, Río Grande e Itaú.

La producción de gas natural es entregada en su totalidad a YPFB por las diferentes empresas que manejan los campos bajo contratos de operación, incluyendo las subsidiarias YPFB Chaco y YPFB Andina.

La exploración es una actividad que implica el descubrimiento de nuevas reservas para restituir las ya consumidas en la producción, por tanto, esta tarea es un objetivo estratégico para YPFB y el gobierno nacional.

"La columna vertebral que permite que todas las actividades de YPFB giren a su alrededor es la exploración; se cae la exploración se cae el sector hidrocarburífero, por lo tanto la exploración en YPFB es una prioridad y estamos trabajando para obtener nuevas reservas", puntualizó Villegas.

Anunció que el próximo año se certificarán las reservas hidrocarburíferas al 31 de diciembre de 2013. A diciembre de 2012, se cuantificó en 11,6 trillones de pies cúbicos, volumen que representa un aumento por la exploración que se encara.

"Se realiza un conjunto de actividades exploratorias, pero también estamos firmando contratos para nueva exploración. La Asamblea Legislativa Plurinacional aprobó nuevos contratos que el próximo año tienen que tener la forma de actividades específicas de exploración. Está Gazprom, Total, Petrobras, BG, YPFB Chaco y YPFB Andina", destacó.

Asimismo, se cuentan con convenios de estudio, los mismos que concluirán una vez que las empresas demuestren interés en continuar con las áreas exploratorias asignadas, para posteriormente negociar un contrato, concluyó.