La Paz. Los empleados que lleguen a tiempo a sus trabajos recibirán un bono por puntualidad en Bolivia, parte de una reforma laboral que busca terminar con el hábito nacional de llegar tarde a todas partes, desde citas a reuniones de negocios.

En un intento por terminar con la impuntualidad crónica en el país andino, los legisladores del gobernante partido MAS propusieron un nuevo código laboral para que todos los empleados obtengan un salario especial si llegan a tiempo a sus trabajos todos los días del mes.

El proyecto de ley, redactado por aliados del presidente izquierdista Evo Morales, también pide a las compañías que otorguen a los empleados bonos para comprar bocadillos durante los recesos y subsidiar los costos de viaje de quienes viven a más de 2 kilómetros de su trabajo.

La impuntualidad es una práctica común entre todos los bolivianos, incluso el presidente, quien a menudo llega tarde a eventos públicos y mítines, según consigna la agencia Reuters.

Seguidores de Morales lo han abucheado por llegar tarde en varias ocasiones y una vez periodistas abandonaron enojados el palacio presidencial, luego de que el mandatario los dejara esperando por casi dos horas para una rueda de prensa.

La reforma laboral posiblemente será aprobada dentro de poco sin mayores cambios, dado que el partido de Morales controla el Congreso.