Sao Paulo. Banco Bradesco, el segundo mayor banco privado de Brasil, vendió en los mercados internacionales US$750 millones en bonos con vencimiento al 2015, aprovechando un alza de la demanda por valores de los mercados emergentes.

La entidad, que usará los recursos para propósitos corporativos, vendió los bonos a un precio de 99.996 centavos por dólar para un rendimiento de 4,1%, según el balance final.

La tasa es equivalente a un diferencial de 175 puntos básicos sobre los papeles comparables del Tesoro de Estados Unidos.

El rendimiento está en la parte baja de la guía inicial de de entre 4,1% y 4,15%.

Incluyendo a Bradesco, los bancos brasileños han levantado cerca de US$4.000 millones en los mercados internacionales de deuda desde el 2 de noviembre, porque su resistencia a la crisis de crédito del 2008 aumentó su atractivo entre los inversores.

Los inversores hicieron ofertas por los bonos de Bradesco que superaron los US$2.000 millones, dijeron fuentes cercanas a la operación.

Bradesco había contratado a Goldman Sachs, Bradesco BBI y Banco Votorantim para gestionar la oferta.