Sao Paulo. Banco Bradesco, el segundo mayor privado del Brasil, planea vender bonos por US$500 millones o más en el mercado internacional, en un intento por aprovechar la creciente demanda por activos de países emergentes que ha reducido el costo de financiamiento.

El banco vendería los bonos con vencimiento en marzo del 2015 mediante su sucursal en Grand Cayman, dijeron el lunes fuentes con conocimiento directo de la operación.

Bradesco escucha ofertas para pagar rendimientos de entre el 4,10% y el 4,15%. Se espera que se coloque tan pronto como este lunes, añadieron las fuentes.

La ultima incursión de Bradesco en los mercados globales fue en septiembre con la venta de US$750 millones en notas subordinadas a 10 años, que fueron colocadas con un rendimiento del 6,75%.

Desde la venta, el bono 2019 ha subido, lo que ha presionado a la baja al rendimiento, que ahora se ubica en el 5,85%.

El diferencial del rendimiento entre los bonos internacionales soberanos de Brasil frente a los del Tesoro estadounidense, medidos por el índice EMBI+ de JPMorgan, han caído con fuerza en los últimos meses, lo que muestra el mayor apetito por los bonos del país.

El índice mostró que el diferencial cayó en 58 puntos básicos desde sus máximos de febrero hasta los 186 del lunes.

El banco contrató a Goldman Sachs, Bradesco BBI y Banco Votorantim para llevar adelante la oferta del bono, dijeron las fuentes.

Los bonos podrían obtener la calificación Baa2 de Moody's Investors Service y BBB de Standard & Poor's, agregaron.

La emisión forma parte del programa de venta de bonos por 2.500 millones de dólares a mediano plazo del banco.