Río de Janeiro. El gobierno brasileño analiza las medidas propuestas por la patronal de las aerolíneas con vistas a minimizar los efectos de la apreciación del dólar frente al real, que ha multiplicado los costos de los combustibles y provocado un aumento de los pasajes, informaron hoy fuentes oficiales.

"El gobierno analizará durante los próximos diez días el conjunto de propuestas presentadas por las empresas aéreas para atenuar los efectos del cambio en el sector", dijeron fuentes de la Secretaría de Aviación Civil de la Presidencia.

La Asociación Brasileña de Empresas Aéreas (Avear), patronal que reúne a las seis mayores compañías del país, entre ellas TAM, Gol, Azul y Avianca, planteó este martes al secretario de Aviación Civil, Wellington Moreira Franco, nueve medidas concretas.

Las aerolíneas alegan que 57% de sus costos de operación depende del dólar, por lo que la devaluación del real tiene un importante peso sobre sus operaciones.

El real brasileño se ha depreciado 7,5% en el último mes y 15,4% en lo que va del año.

Según las empresas, ante la fuerte subida del dólar, tendrán que seguir aumentando los precios de los pasajes o reduciendo el número de vuelos y sus plantillas, ya que la devaluación ha comenzado a afectar los resultados financieros.

El grupo Latam Airlines Group, la mayor aerolínea de Latinoamérica, fruto de la fusión de la brasileña TAM y la chilena LAN, atribuyó a la devaluación de la moneda de Brasil parte de las pérdidas por US$329,8 millones que sufrió en el segundo trimestre.

Según Latam, la depreciación del 10,4% del real entre el 31 de marzo y el 30 de junio le generó una pérdida no operacional al grupo de US$361 millones.

Para atenuar los efectos del cambio las aerolíneas solicitaron medidas como exenciones de impuestos y la reducción de los costos sobre el combustible de aviones.

La Abear admitió que las aerolíneas han elevado sus tarifas aéreas en cerca de 4% en promedio en los últimos dos meses para compensar parte de las pérdidas.

"Nuestra primera demanda es una nueva fórmula de calcular el precio del queroseno de avión, que aproxime el costo del combustible en Brasil a los costos internacionales", afirmó el presidente de la Abear, Eduardo Sanovicz.

"El queroseno tiene un costo entre 30% y 40% mayor en Brasil que en cualquiera de los países con una cantidad de pasajeros semejantes", agregó el director presidente de Gol, Paulo Kakinoff.

La patronal también pidió una medida para reducir y unificar el impuesto sobre mercancías que cobran los diferentes estados brasileños sobre el combustible.

La Abear quiere una reducción de dicho impuesto hasta el 6%, frente al 12%-25% que se cobra dependiendo del estado brasileño en que se adquiere el queroseno.

Las aerolíneas también solicitaron una reducción de las tarifas aeroportuarias que son cobradas a las empresas aéreas y a los pasajeros.