Sao Paulo. El  proyecto  brasileño de represa hidroeléctrica de Belo Monte se pondrá en subasta en las "primeras semanas de abril", informó el Ministerio de Minas y Energía.

Después de la aprobación de un estudio de viabilidad ambiental por Ibama, el regulador brasileño de medio ambiente, indicó que el próximo paso es que el Gobierno subaste los derechos para construir y operar Belo Monte.

Las constructoras Camargo Correa y Odebrecht acordaron unirse en una oferta por la que será la segunda mayor planta eléctrica de Brasil después de la represa Itaipú, que comparte con Paraguay.

La generadora Cemig también reiteró su interés por participar en la subasta, pero sin informar a qué consorcio se unirá para hacer una oferta.

Los ganadores de la subasta tendrán el derecho a operar y lucrar con Belo Monte durante 30 años antes de que el proyecta vuelva a ser licitado.

Belo Monte generará 11.200 megavatios al año, transformándose en la tercera del mundo, por detrás de Itaipú (14.000 MW) y la china Tres Gargantas.

La represa debería estar en operación en 2015 y se ubicará en el río Xingu en el estado de Para.