La participación de turistas esta semana en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebra en Río de Janeiro batió el récord de afluencia de turistas en Brasil, según reveló este sábado el ministerio de Turismo.

Según un informe del Ministerio, unos dos millones de turistas visitan por estos días Río de Janeiro y generarán ingresos para la ciudad de unos 1.200 millones de reales (unos US$531,9 millones).

La cifra de turistas es la más elevada para una sola ciudad brasileña en un evento específico, según el resultado preliminar del reporte elaborado a pedido del Ministerio por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ).

Un poco menos de un cuarto de los turistas son extranjeros y el 72,7% llegó a Brasil por primera vez en su vida, mientras que 93% de ellos declaró que pretende volver al país, y 53,6% quiere hacerlo antes de un año. Asimismo, el tiempo promedio de permanencia en la "Ciudad maravillosa" es de doce días.

Oficialmente, en la JMJ hay 865.000 personas inscritas, aunque muchos de los jóvenes que llegaron de otras ciudades y de 61 países no se inscribieron oficialmente, pero participaron del evento.

Otro número considerable de personas, incluso de otras religiones y muchos por las vacaciones de mitad de año, pero en ambos casos curiosas por la visita a Brasil del pontífice católico, también viajaron por estos días a Río de Janeiro.

El 7% de los peregrinos se alojó en hoteles, el 55% en casas de voluntarios y residencias parroquiales cariocas y el resto en posadas o albergues colectivos.

El consolidado de la encuesta será divulgado en agosto, en la ciudad de Aparecida do Norte, a 167 kilómetros de Sao Paulo y que también fue visitada por el papa Francisco, de acuerdo con las informaciones del Ministerio.