Brasilia. En los próximos tres años Brasil tiene previsto invertir cerca de US$152.000 millones en obras de infraestructura en el país, así lo arrojó un informe del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) publicado este lunes.

La cifra, que contempla el período que va entre 2010 y 2013, representa un aumento de 37,3% sobre lo previsto entre 2005 y 2008. Sin embargo, es 19,05% menor que las inversiones previstas para el período 2009-2012, según consignó la agencia de noticias Xinhua.

Según Fernando Puga, jefe del departamento de Acompañamiento Económico e Investigaciones del organismo, la diferencia entre los estudios para el último período se debe a que los datos de 2009 aún no están totalmente trabajados y hubo diferencias metodológicas entre los estudios.

No obstante, destacó que “esta inversión trae consigo competitividad y permite impulsar otros proyectos en el país”, según informó al medio brasileño Folha de S.Paulo.

El experto explicó que las inversiones en el sector no se vieron mayormente afectadas por la crisis económica, debido a que se trata de “inversiones que son más resistentes a las crisis, y principalmente porque son a largo plazo”.

Mayores inversiones. El sector al que se destinarán más inversiones es el energético, que recibirá un tercio de los recursos, alcanzando los US$51.000 millones, y donde se contemplan importantes proyectos hidroeléctricos.

En segundo lugar, están las telecomunicaciones, donde se emplearán US$37.200 millones, los que serán destinados para el acceso a banda ancha y televisión digital.

Sin embargo, el mayor crecimiento de inversiones lo registrará el sector portuario, que aún cuando sus cifras son menores, representan un aumento de 203% a lo contemplado para el período 2005-2008, alcanzando los US$7.750 millones.

En saneamiento también está previsto destinar millonarios recursos, los que llegarán a los US$21.600 millones. De estos, 40% provendrá del sector privado, cantidad que sorprende, ya que según explicó Puga, “antes, la casi totalidad de ese tipo de inversiones se hacía con recursos públicos, pero ahora vemos que hay cada vez más empresas privadas que ingresan al sector”.

Finalmente, en transporte carretero se invertirán US$18.300 millones, y se destinarán otros US$16.000 millones a vías férreas.