El gobierno brasileño invertirá 1.000 millones de reales (unos US$440,5 millones) en los próximos diez años en proyectos de energía mediante el gubernamental Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), informaron fuentes oficiales.

Así lo anunció el ministro de Minas y Energía brasileño, Edison Lobao, tras asistir este lunes a un debate sobre temas relacionados con energías renovables y eficiencia energética, organizado por el grupo de líderes empresariales Lide.

Lobao quiso destacar la rica matriz energética de Brasil, país con una presencia amplia de plantas hidroeléctricas y crecimiento de la producción de biocombustibles.

Según él, en el último año fueron producidos cerca de 23.000 millones de litros de biocombustibles y para el año que viene la expectativa es de un incremento de un 11% en la producción, llegando a 26.000 millones de litros.

Además, el ministro de Minas y Energía dijo que los fondos sectoriales tienen recursos para pagar las indemnizaciones a empresas del sector eléctrico, determinadas por el proyecto de antelación de renovaciones de concesiones de generación y transmisión de energía.

El gobierno brasileño, con una Medida Provisional expedida el 29 de noviembre, modificó la propuesta que limitaba las ganancias de las empresas en los próximos 30 años de concesión.

A partir de enero de 2013 fueron renovadas algunas licitaciones con condiciones diferentes para reducir el costo del servicio que pagan los usuarios.

"Para los fondos sectoriales que eventualmente no tengan recursos, tenemos entonces el Tesoro Nacional", para honrar las indemnizaciones del Gobierno con la empresas, declaró Lobao.