Sao Paulo. El Ministerio de Justicia brasileño ordenó a la división local de la italiana Fiat SpA llamar a revisión los automóviles modelo Stilo fabricados a partir de 2004, informó la entidad.

El defecto en el modelo puede provocar el desprendimiento de los aros de las llantas, por lo que el objetivo es reemplazarlas.

Un vocero de la compañía confirmó el miércoles el llamado a revisión pero no dio a conocer el número de vehículos afectados.

De acuerdo con la prensa local, desde 2004, Fiat ha vendido alrededor de 70.000 vehículos Stilo. Sin embargo, no todos los modelos sufren el problema de las ruedas.

Además, las autoridades brasileñas de protección al consumidor impusieron una multa por 3 millones de reales (US$1,68 millones) para Fiat debido a que la compañía inicialmente negó el defecto y no realizó el llamado a revisión.