Sao Paulo. Aunque el consumo de energía en Brasil subió significativamente en diciembre del 2009, ante igual mes del año anterior, terminó 2009 con una caída de 1,1%, mostraron datos divulgados este lunes por la Empresa de Investigación Energética (EPE).

El consumo de energía en el país el mes pasado sumó 34,5 gigavatios-hora (GWh), un aumento de 8,4% respecto a diciembre de 2008, impulsado por la expansión en los segmentos residencial y comercial, sobre todo en la región Sudeste.

Las industrias también usaron más electricidad, con un avance a nivel nacional de 6,6% el mes pasado en la comparación interanual.

En el total de 2009, el consumo sumó 388.204 GWh, menos que los 392.688 GWh del año anterior.

El resultado anual fue perjudicado por la caída de6 % en el uso de energía por parte de las industrias brasileñas, mientras que los segmentos residencial y comercial presentaron alzas de cerca de 6% cada una, según la EPE.

"El mercado brasileño de energía eléctrica sufrió un fuerte impacto de la crisis financiera internacional y sus efectos se concentraron en la clase industrial, como consecuencia de la inmediata y profunda retracción de la actividad en ese segmento", afirmó la EPE.

La entidad destacó que la demanda interna se mantuvo al alza en 2009 debido "a medidas tomadas por el gobierno para minimizar los efectos de la crisis, entre ellas la reducción selectiva de impuestos, de los intereses y la expansión del crédito".