Las ventas de vehículos en Brasil alcanzaron cifras récord entre enero y julio, con 2.031.716 unidades vendidas, según divulgó este viernes la Federación Nacional de Distribuidores de Vehículos (Fenabrave).

La cifra de ventas de coches y vehículos comerciales ligeros supera los 1,98 millones en el mismo período del año anterior, mientras que supone también un récord apenas para vehículos comerciales, con 1.571.907 unidades.

Sumando camiones, autobuses y motocicletas, el total de ventas asciende a 3.023.699 unidades, lo que supone un descenso ante 2012 y 2011, debido principalmente a una disminución de 10,6% en las ventas de motocicletas (987.000 el año pasado entre enero y julio por 882.000 este año en el mismo período de tiempo).

La caída de las ventas de motos hizo que la Fenabrave sea pesimista ante el aumento de ventas de vehículos este año en el país sudamericano.

"Este año, el escenario tiene una carga de volatilidad bastante grande. Si el PIB (Producto Interno Bruto) queda alrededor del 3%, la tendencia es que nuestro mercado ande de lado. Sin el mercado de motos, la previsión es de un crecimiento del 1,53% este año", aseguró en una nota el presidente de la entidad, Flavio Meneghetti, para quien "2014 será más difícil probablemente".

Hasta la fecha, las previsiones de la Fenabrave era que las ventas de nuevos vehículos crecieran 2,95%, rebajada ahora al 1,53% o 3,86 millones de unidades. Incluyendo las motos, los cálculos de ventas de nuevos vehículos en Brasil bajó al 1,52%, con 5,357 millones de unidades.

En el mes de julio, las ventas de nuevos vehículos en Brasil subieron 7,4% ante junio, aunque el promedio de matriculaciones cayó 6,5%. Ante julio de 2012, las ventas cayeron 6%.