Río de Janeiro. La muy anunciada fusión entre las petroquímicas brasileñas rivales Braskem y Quattor Petroquimica está enfrentando crecientes obstáculos, según publicaron este jueves varios servicios de noticias brasileños.

Según los informes de prensa, la consolidación del sector petroquímico brasileño en un solo conglomerado bajo el nombre de Braskem se ha puesto en duda producto de una disputa entre la petrolera estatal Petrobras y el conglomerado industrial local Odebrecht por el control de la nueva compañía.

Petrobras exige que se designe un ejecutivo de la compañía como titular del directorio o presidente ejecutivo de la nueva empresa derivada de la combinación entre Braskem y Quattor, además de cargos en la administración de numerosas unidades claves, según informó el diario de negocios local Valor Econômico.

Odebrecht controla Braskem con una participación del 62,3%, mientras que Petrobras tiene una participación minoritaria del 31%.

Braskem, Petrobras y Quattor declinaron hacer comentarios respecto de las negociaciones entre las compañías.

Braskem y Quattor tienen un ingreso combinado cercano a los 30.000 millones de reales brasileños (US$17.400 millones).