Río de Janeiro. El mercado de distribución de combustible en Brasil está listo para una consolidación adicional tras el emprendimiento conjunto entre Royal Dutch Shell Plc y Cosan, dijo este lunes el presidente del brazo de distribución de la estatal Petrobras.

El emprendimiento de US$21.000 millones al año, que será el tercer distribuidor más grande en el mayor país de América Latina, marcó la entrada de Shell a la producción de etanol y enfatiza el atractivo del biocombustible como una alternativa a la gasolina.

"El emprendimiento conjunto provocó la lucha por el segundo y tercer lugar del mercado. Cuando esto ocurre, siempre hay una lucha por posiciones", dijo Jose de Lima Neto, presidente de BR Distribuidora, en un discurso en Río de Janeiro.

BR Distribuidora lidera el reparto de combustible en Brasil con una participación del mercado de 38,4%, de acuerdo a sus propias cifras.

El grupo Ultra tiene una participación de 18,8%, mientras que Shell y Cosan tienen una participación combinada de 18,5%.

"No puedes permitir que tu rival se acerque demasiado en tu espejo retrovisor (...) debes comenzar a acelerar", dijo Lima Neto, empleando una metáfora de las carreras de autos para explicar su posición.

BR Distribuidora podría estar interesada en futuras adquisiciones en el mercado de distribución, indicó Neto.

"Sabemos que el mercado se está consolidando y los grandes participantes se están moviendo. Debemos estar alerta y ver cuáles son las ventajas competitivas de este nuevo emprendimiento conjunto", agregó.