Sao Paulo. El fabricante brasileño de aviones Embraer registró en el cuarto trimestre una ganancia de US$146,4 millones, superior al beneficio de US$111,7 millones del mismo período del año pasado.

Los resultados superaron las expectativas, luego de que la compañía controlara los gastos en medio de una disminución en las entregas de aviones comerciales.

Un sondeo a seis analistas, compilado por el servicio de noticias local Agência Estado, había estimado en promedio una ganancia de US$101,8 millones.

Las ventas netas de Embraer disminuyeron a US$1.610 millones en el cuarto trimestre, frente a los US$1.820 millones de un año antes.

La compañía entregó 91 aviones en el cuarto trimestre, por sobre los 59 aparatos del mismo período de 2008, en su mayoría del pequeño modelo ejecutivo Phenom 100.

El modelo Phenom 100 se vende por US$3,9 millones, mientras que su avión comercial más grande, el ERJ-190, alcanza un precio de US$39,5 millones.

Los controles de costos fueron clave para mejorar las ganancias. Por ejemplo, los inventarios fueron US$283 millones inferiores en el cuarto trimestre que en el mismo período del año anterior.

La compañía informó que la ganancia antes de intereses e impuestos sumó US$65,8 millones en el último trimestre, inferior a los US$274,6 millones de un año antes.

El margen de Ebit, medida de rentabilidad, fue del 4,1% en el último trimestre, frente al 15,1% en el período comparable de 2008.

Para todo 2009, Embraer, el cuarto mayor fabricante de aviones del mundo, registró una ganancia neta de US$248,5 millones, inferior a los US$388,7 millones.

Las ventas netas sumaron US$5.470 millones, menos que los US$6.340 millones del año anterior.

En 2009, el gasto de capital fue de US$103,8 millones, por debajo de la proyección de US$150 millones.