JBS, una de las mayores productoras cárnicas del mundo, contabilizó un beneficio neto de 5.142,3 millones de reales brasileños (US$ 1.112 millones) en el primer trimestre del año, lo que supone incrementar en 2,5 veces el resultado cosechado durante el mismo periodo del año pasado, según consta en el informe de resultados trimestrales de la empresa.

La facturación del grupo ascendió hasta los 90.900 millones de reales (US$ 19.657 millones) entre enero y marzo, un 20,8% más; impulsada por el crecimiento en todos sus negocios. Entre otras áreas, la compañía ha destacado el rendimiento de Seara (+21%), JBS Brasil (+24,2%), y JBS Australia (+20,2%). Asimismo, la empresa ha detallado que alrededor del 75% de sus ventas globales se contabilizaron en el mercado doméstico y el 25% en exportaciones.

Los gastos asociados a productos vendidos crecieron un 16,2% durante el periodo, hasta los 74.500,9 millones de reales (US$ 16.110,8 millones), al tiempo que los gastos generales y administrativos se incrementaron en un 27,1%, hasta 3.176 millones de reales (US$ 686,8 millones).

De su lado, el resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado alcanzó los 1.085 millones de reales (US$ 234,6 millones), un 46,7% más. Por otra parte, el grupo mejoró su flujo de caja en 647,8 millones de reales (US$ 140 millones), pero siguió arrojando un saldo negativo de -2.836 millones de reales (- US$ 613,3 millones).