Buenos Aires. La petrolera argentina Bridas anunció este miércoles que suscribirá bonos locales por al menos US$500 millones para invertir en el sector de la energía no convencional.

Bridas informó en un comunicado que invertirá esa cantidad en los Bonos Argentinos de Ahorro para el Desarrollo Económico (BAADE), que fueron creados como parte de una iniciativa del gobierno argentino para incentivar el blanqueo de divisas.

Sin embargo, la adhesión a estos bonos no está limitada a quienes se adhieren al blanqueo, ya que cualquier inversor puede adquirir estos instrumentos, según la resolución por la que fueron creados estos papeles.

Precisamente, la petrolera aclaró que "la suscripción se hará por residentes en el exterior, no estando sujeta a ningún régimen de exteriorización de divisas (no blanqueo)".

La compañía, propiedad de los hermanos argentinos Bulgheroni y de la corporación china Cnooc, ha invertido a través de Pan American Energy cerca de US$8.500 millones en los últimos diez años y en este año unos US$1.250 millones.

El BAADE, con vencimiento en 2016, tiene una rentabilidad del 4% anual y está destinado a la financiación de proyectos de inversión pública en sectores de infraestructura e hidrocarburos, como los de la petrolera YPF, o en centrales energéticas.

Estos bonos junto a otros enfocados en el sector inmobiliario fueron creados este año como parte del programa de blanqueo de divisas, que el gobierno argentino prorrogó el martes pasado por tres meses.

En los primeros tres meses, se registraron operaciones de exteriorización de ahorros por el valor de US$379 millones, una cantidad muy inferior a la esperada.

La última iniciativa similar para incentivar el afloramiento de ahorros no declarados, en 2009, permitió blanquear unos US$4.000 millones, frente a los US$260 millones que han ingresado a las arcas del Estado argentino desde julio pasado.