Mumbai. El banco británico Standard Chartered captó el domingo cerca de US$530 millones en una oferta de acciones en India al valor mínimo del rango indicado por la firma, en la primera operación de este tipo.

Las acciones, denominadas Indian Depositary receipts (IDR), comenzarán a cotizar en el mercado local el 11 de junio.

El banco vendió 240 millones de IDRs a 104 rupias cada uno en una oferta pública que cerró el viernes, frente a n rango de precios de entre 100 y 115 rupias.

El lunes ya había colocado 36 millones de acciones a un grupo de importantes inversores.

La operación finalizó con éxito, pese a que los volátiles mercados globales y una nueva regla de pago habían limitado la demanda durante los tres primeros días de la oferta.

La demanda fue de alrededor de 2,2 veces la oferta para los 204 millones de IDRs ofrecidos.

Diez IDRs de Stanchart equivalen a 10 acciones del banco que cotizan en Londres.

El banco dijo el domingo en un comunicado que alocará los 24 millones de acciones que serán emitidas en conexión con la operación de IDRs, en o alrededor del 7 de junio.

StanChart fue el primero en realizar una venta en IDRs. El banco, que se enfoca en mercados emergentes, ha señalado que la oferta mayormente buscaba reforzar su filial y presencia en su segundo mayor mercado por ganancias, y no tanto obtener fondos.

Si el debut en el mercado es exitoso, podría alentar a otras compañías extranjeras con fuerte presencia en India para que realicen ofertas similares.

Las utilidades de StanChart en India subieron un 19 por ciento el año pasado a US$1.060 millones, aportando el 21% de las ganancias del grupo y dejando a India detrás de Hong Kong como su mayor contribuidor de utilidades.

Stanchart es el mayor banco internacional en India, donde tiene presencia desde hace 152 años, 94 filiales y 17.500 empleados. Se está expandiendo a través de Asia, luego de afrontar la crisis financiera mejor que muchos de sus rivales.

UBS AG, Goldman Sachs, JM Financial Consultants, Bank of America-Merrill Lynch, Kotak Mahindra Capital y SBI Capital Markets llevaron adelante la oferta de Standard Chartered.