Capiatá. La intervención de la Secretaría del Ambiente (SEAM) y de la fiscalía marcó el cuarto día de excavación para buscar plata yvyguy (tesoro enterrado) en la compañía Aldana Cañada. 

Juan Díaz, el responsable de la excavación, solo tiene permisos otorgados por las municipalidades de esta ciudad y de J. Augusto Saldívar. 

El enorme foso en la tarde de este lunes llegó a 20 metros de profundidad. Las municipalidades al conceder el permiso ignoraron los estudios de impacto ambiental y la licencia de la SEAM. La excavación es con el propósito de extraer unos 10.000 kilos de oro, distribuidos en lingotes de entre 30 y 50 kilos que supuestamente están enterrados en el lugar, en el límite entre los dos distritos.

Poco antes de suspender la excavación de este lunes, un grupo de buzos bajó en el pozo lleno de agua y pidió que se perfore más “para poder llegar al objetivo”.

En la mañana de este lunes, la abogada Mirian Romero y el fiscalizador de la SEAM, Roberto Arias, se presentaron en el lugar para solicitar que Díaz exhiba la licencia ambiental. El buscador de oro respondió que no cuenta con tal documento, porque en la SEAM “no le dieron importancia” a las reiteradas veces que se presentó para gestionar.

Los funcionarios de la SEAM presentaron después una denuncia ante la fiscala de Medio Ambiente, Cynthia Lovera, quien luego del mediodía se constituyó en el lugar para interiorizarse del trabajo. Ella dejó entrever que existiría daño ambiental, ya que se perforaron dos venas de agua.

La representante del ministerio Público se mostró sorprendida ante la magnitud de la perforación. Anunció que elevará un informe pormenorizado a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que se nombre un juez interventor, considerando que el territorio está en disputa por los municipios de J. Augusto Saldívar y Capiatá.

Los trabajos se suspendieron al caer la noche y se reanudarían este martes, de acuerdo a lo expresado por el abogado Nelson Mora, exprocurador general de la República, quien es apoderado del principal excavador, Juan Díaz. Este martes no serán utilizadas las retroexcavadoras, ya que recurrirán solo al martillete “para poder llegar hasta el cofre de unos tres metros”, anunció.