Tokio. Nintendo reportó este jueves una caída de 23% en su ganancia trimestral, dado que las ventas de software para su consola de bolsillo DS se desaceleraron y porque recortó el precio de la Wii.

Nintendo ha disfrutado una alta demanda de su DS y de la Wii, que la ha llevado a reportar un beneficio récord en los años recientes.

Pero la gloria de la otrora exitosa DS comenzó a apagarse al entrar en el quinto año de su ciclo de vida el año pasado, y el iPhone de Apple y otros 'smartphones' emergieron como máquinas de videojuegos portátiles alternativas.

El beneficio se vio afectado también porque Nintendo recortó el precio de la Wii un quinto en la segunda mitad de 2009, respondiendo a recortes similares de Sony y Microsoft, que ofrecen la Playstation 3 y la Xbox 360, respectivamente.

Nintendo mantuvo su previsión de beneficio operativo de 370.000 millones de yenes (US$4.099 millones) para el año fiscal que concluye en marzo.

Ello sería un tercio por debajo del beneficio de 555.260 millones de yenes un año antes (US$6.151 millones), pero más de la cifra de 361.100 millones de yenes (US$4.000 millones) consensuada por 20 analistas en un sondeo realizado por Thomson Reuters.

"Las acciones de Nintendo fueron vendidas severamente hace un tiempo dado que los jugadores del mercado tenían dudas serias sobre el futuro de su hardware. Pero el resultado hoy debería reforzar la confianza del inversor sobre Nintendo'', dijo Kazutaka Oshima, presidente de Rakuten Investment Management.

Entre octubre y diciembre, Nintendo vendió 11,3 millones de unidades de Wii, un alza interanual de 8%.

El beneficio operacional entre octubre y diciembre fue de 192.300 millones de yenes (US$2.130 millones), una reducción con respecto a los 249.100 millones del año anterior (US$2759 millones).