Panamá. El candidato presidencial del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) de Panamá, Juan Carlos Navarro, aseguró este martes que no existen las condiciones para el desarrollo de la minería a cielo abierto en el país.

El aspirante a suceder en el cargo al gobernante Ricardo Martinelli, del movimiento Cambio Democrático (CD), señaló que la actividad no tiene el sustento necesario ante la ausencia de un marco regulatorio efectivo y de una Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) sin la capacidad necesaria para fiscalizar.

Navarro fijó su punto de vista ante una consulta sobre el tema durante un acto que tuvo lugar este martes en la sede de la no gubernamental Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancon) en la capital panameña.

Durante el encuentro, en el que participaron también representantes de organizaciones no gubernamentales y de otros sectores de la sociedad civil, además de algunos periodistas, el aspirante presidencial anunció que mantendrá su posición sobre la minería, con la intención de desarrollar un gobierno con "otros estándares".

Aseguró que los comentarios recogidos durante el encuentro, que fue promovido por el sector ambiental para poner el tema ambiental en la palestra con miras a las elecciones generales de mayo de 2014, le han permitido ver que no existe la capacidad técnica ni legal, ni los técnicos para supervisar y fiscalizar la minería en Panamá.

"Lamentablemente en Panamá han iniciado operaciones mineras sin contar con un estudio de impacto ambiental aprobado y sin una adecuada supervisión", remarcó el candidato del PRD.

El candidato perredista señaló que todas las opciones "están sobre la mesa en este momento", ante la pregunta sobre la posibilidad de impulsar una moratoria a la actividad minera como lo hizo en Costa Rica la presidenta de ese país, Laura Chichilla.

"Este es un tema que tenemos que reevaluar, reestructurar y empezar desde cero", indicó Navarro.

La propuesta del gobierno del presidente panameño Ricardo Martinelli de una reforma al Código Minero, dirigida a propiciar nuevas posibilidades de inversión en este campo, está entre los temas que más divergencia han generado durante la presente administración.

Tras enfrentamientos por el tema y luego de un caldeada polémica, la administración Martinelli promulgó en marzo del año pasado una Ley especial que prohíbe la minería y establece además un régimen especial en cuanto al desarrollo de proyectos hidroeléctricos en la comarca indígena panameña Gnabe Buglé (oeste).

La iniciativa fue producto de la labor de una Mesa de Diálogo, en la cual participaron representantes indígenas y de gobierno.

Navarro anunció su disposición de aplicar la iniciativa en caso de ganar las próximas elecciones con prioridades básicas definidas antes en la Agenda Ambiental 2009-2014, la mayoría de las cuales, dijo, no se han cumplido.

El candidato, quien compite principalmente en la carrera por la presidencia con el aspirante oficialista José Domingo Arias (de CD) y con el opositor Juan Carlos Varela, del Partido Panameñista, reconoció durante el encuentro el interés en la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.

Navarro aseguró que el país está preparado para tener un ministerio de Ambiente y consideró también una idea interesante la idea de constituir un ministerio para el desarrollo de los Pueblos Indígenas.

La administración Martinelli, por su parte, ha señalado ante las críticas que es posible desarrollar una minería responsable, con generación de empleos y la atracción de inversiones que coadyuven a reducir la pobreza en el país.