Nueva York. El fabricante de maquinaria industrial Caterpillar anunció que obtuvo un beneficio neto de US$1.840 millones en la primera mitad del año, un descenso del 44 % interanual que atribuyó a la caída de los inventarios, por lo que rebajó sus pronósticos de ganancias para el conjunto del ejercicio.

La compañía, con sede en Peoria (Illinois, EE.UU.), obtuvo entre enero y junio pasados un beneficio neto por acción de US$2,76, comparado con los US$4,9 del primer semestre del ejercicio anterior, cuando sus beneficios alcanzaron los US$3.285 millones.

La facturación de la firma también cayó en la primera mitad del año, hasta los 27.831 millones, frente a los 33.355 millones del mismo periodo del año anterior, mientras que sus gastos operativos se redujeron hasta los 25.056 millones, frente a los 28.416 millones de las mismas fechas de 2012.

Por lo que se refiere a los resultados del segundo trimestre, a los que más atención prestaban este miércoles los analistas estadounidenses, Caterpillar ganó US$960 millones (US$1,45 por acción), 43% menos que los 1.699 millones (US$2,54 por título) de los mismos tres meses del año anterior.

Esos resultados no alcanzaron las expectativas de los analistas, que habían calculado un beneficio neto por acción de US$1,7.

Entre abril y junio pasados el mayor fabricante de maquinaria pesada del mundo redujo sus ingresos hasta los US$14.621 millones, frente a los 17.374 millones de las mismas fechas de 2012.

El presidente y consejero delegado de la firma, Doug Oberhelman, aseguró que Caterpillar ha "tomado acciones para responder al entorno económico" que afronta y recordó que se han encontrado con "vientos en contra" como el impacto negativo de los tipos de cambio y una caída de US$1.000 millones en los inventarios de maquinaria de sus clientes.

Así, la compañía redujo sus pronósticos de beneficio para el conjunto del ejercicio hasta los US$6,5  por acción, frente a los US$7 por título que preveía anteriormente.

Los resultados no fueron bien recibidos entre los inversores y las acciones de Caterpillar bajaban el 1,31% hasta los US$84,4 en las operaciones electrónicas previas a la apertura de la sesión en la bolsa de Nueva York, de forma que en lo que va de año han perdido el 4,5%.