La compañía colombiana Cementos Argos obtuvo en el segundo trimestre del año un beneficio neto de 21.000 millones de pesos (unos US$11,2 millones), informó la empresa.

La utilidad neta del segundo trimestre de 2012 fue de 14.432 millones de pesos (unos US$7,6 millones), descontados ingresos extraordinarios por 83.298 millones de pesos (unos US$44,3 millones) por venta de participaciones.

Eso significa que el beneficio neto del segundo trimestre fue un 45,5% superior al del mismo periodo del año pasado, descontados ya los ingresos extraordinarios.

El Ebitda (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) fue de 244.000 millones de pesos (unos US$130 millones), un 32% superior al del segundo trimestre de 2012, agregó la compañía en un comunicado.

Argos, compañía productora y comercializadora de cemento y concreto, atribuyó el crecimiento del Ebitda a los resultados "sobresalientes" que obtuvo en las tres regionales en las que opera: Colombia, Estados Unidos y el Caribe.

"Estamos muy satisfechos con los resultados de la compañía en este trimestre porque obtuvimos un balance positivo en las tres regiones donde tenemos presencia con un nivel de Ebitda destacable, fruto de la buena dinámica de los mercados y avance en nuestra eficiencia", manifestó el presidente de Argos, Jorge Mario Velásquez, citado en un comunicado.

Al cierre del primer semestre Argos generó una cifra récord de Ebitda de 476.000 millones de pesos, (unos US$253,2 millones) un 25% más que en el mismo período del año anterior.

Los ingresos consolidados de la compañía en el período alcanzaron los 1,2 billones de pesos (unos US$638,2 millones), lo que significa un crecimiento del 14% frente al período comparado.

En el segundo trimestre Argos comercializó 2,8 millones de toneladas de cemento, un 1,8% más que en el mismo periodo de 2012, y 2,4 millones de metros cúbicos de concreto, lo que supone un incremento del 9,3 % frente al periodo comparado.

La compañía tenía al cierre del segundo trimestre activos consolidados por 11,8 billones de pesos (unos US$6.275 millones) y pasivos consolidados por 4,4 billones de pesos (unos US$2.340 millones).

El patrimonio consolidado alcanzó 7,3 billones de pesos (unos 3.882 millones de dólares), agregó el balance.