Monterrey, México. La mexicana Cemex, la tercera mayor cementera del mundo, anunció la reapertura de una emisión de notas que vencen en 2016 con US$500 millones adicionales, aprovechando el renovado interés de inversores en la compañía.

Cemex dijo que la transacción se espera ocurra el 19 de enero, y que usará los recursos para pagar US$410 millones de deuda anticipadamente bajo el acuerdo de refinanciamiento que firmó con sus acreedores en agosto pasado.

El resto será usado para fines corporativos.

Se esperaba originalmente que el monto fuese de US$250 millones o más, pero Cemex lo aumentó ante una avalancha de ofertas de casi US$1.000 millones, según IFR, un servicio de noticias online de Thomson Reuters.

La cementera detalló que emitirá el bono a un precio de 105.25 dólares por cada 100 dólares, lo que equivale a un rendimiento de 8.477 por ciento.

Adicionalmente, dijo que pagará a los tenedores de la nueva emisión los intereses devengados a partir de 14 de diciembre, fecha en que se colocó el bono original, que tiene un cupón de 9.5 por ciento.

Cemex colocó en diciembre un bono de US$1.250 millones a siete años y un rendimiento del 9,5%, como parte de una estrategia para extender vencimientos y salir más rápido de las restrictivas condiciones impuestas en un acuerdo de refinanciamiento alcanzado en agosto.

"El rendimiento bajo, y (Cemex) está viendo que el mercado está más atractivo y pues van a aprovechar la ventana de oportunidad que se está abriendo. Entre más cómodos estén los vencimientos mejor para ellos", dijo a Reuters Vanessa Quiroga, analista de Credit Suisse.

Cemex agregó que tras la operación habría prepagado más de US$4.800 millones de deuda contemplada en el acuerdo de refinanciamiento de US$15.000 millones de agosto, lo que le permite estar libre de vencimientos hasta diciembre del 2011.

Analistas esperan que Cemex siga tratando de refinanciar su deuda para ampliar sus vencimientos. "Entre más logre extender sus vencimientos, más se concentrará en su negocio", dijo Patricio Rivera-Torres, analista de IXE.

"Tienen bien cubiertos los vencimientos sin incluir flujo de efectivo hasta 2011, incluyendo flujos hasta 2013, pero van a aprovechar cualquier oportunidad para refinanciar, ya que en el 2014 tienen vencimientos por alrededor de US$8.100 millones ", agregó.