Río de Janeiro. La brasileña Cemig, la segunda proveedora de energía de Brasil, espera hacer adquisiciones de entre 2.500 millones a 3.000 millones de reales (1.743 millones de dólares) en el 2010, dijo el lunes el presidente ejecutivo de la empresa, Djalma Bastos de Morais.

La compañía, controlada por el Gobierno del estado brasileño de Minas Gerais, ya se encuentra embarcada en una amplia campaña de adquisiciones que podría apuntar a activos en el estado vecino de Río de Janeiro así como en Chile, Colombia y Perú.

"Vamos a enfocarnos en empresas que creen sinergias", dijo Morais en una teleconferencia con analistas e inversores, afirmando que la compañía tiene suficientes fondos para pagar esas adquisiciones.

Cemig anunció el miércoles un acuerdo ampliamente esperado para aumentar su participación en Light, una proveedora de energía de Río de Janeiro, desde un 13 a un 26 por ciento, en un negocio valorado en 1.600 millones de reales.

Medios locales dijeron en noviembre que Cemig podría gastar hasta 3.000 millones de reales para comprar a sus rivales Ampla, que provee energía en el estado de Río de Janeiro, y a Coelce, que opera en el estado de Pará, en el norte de Brasil.

Cemig, Coelce y Amplia no quisieron hacer comentarios en aquella ocasión.