El apetitoso y fructífero negocio en torno al fútbol es cada vez más reconocido a nivel mundial. Esta tendencia se incrementa aún más cuando consideramos una copa del mundo. Este evento en particular centra todos los ojos de los medios, los hinchas y los auspiciadores. Por eso, no sorprende del todo, que Adidas como sponsor oficial de Brasil 2014, anunciara que espera un nuevo récord de ventas de 2.000 millones de euros en la categoría fútbol para ese año.

Ante este expectante panorama, AméricaEconomía.com viajó a Sao Paulo, Brasil, para conversar con Herbert Hainer, CEO global de Adidas Group, en el marco de la presentación de la marca como auspiciador oficial de la Copa Confederaciones 2013 y la Copa del Mundo 2014. En este sentido, conozca las nuevas perspectivas de crecimiento para Latinoamérica, donde las ventas de la marca vienen creciendo en valores de doble dígito desde hace una década, los desafíos y problemas por resolver para Brasil y la región, y la visión del CEO respecto a los movimientos sociales durante estas competencias.

-¿Qué representa el mercado latinoaméricano para Adidas, y qué países son los más atractivos?
- Latinoamérica representa alrededor del 10% de las ventas mundiales. Diez años atrás era sólo el 3%, esto muestra el crecimiento que ha habido en la región. Esto significa que Latinoamérica crece más rápido que el resto del mundo. Y obviamente, los grandes mercados son Brasil, Argentina y México.

-La clase media ha tenido un gran crecimiento en América Latina. Con cerca de 80 millones de personas más en las últimas décadas, ¿cuán importante es este nuevo mercado?
-Este es definitivamente un gran crecimiento y una de las razones por las cuales crece el mercado latinoamericano, porque millones de personas están llegando a la clase media y pueden acceder a nuestros productos, los cuales no son muy caros. La gente quiere hacer algo por sus cuerpos, quieren estar sanos, quieren hacer deporte y entonces tener acceso a zapatos de fútbol, zapatillas para correr, etc. Y esto es el porqué pienso que el adelantamiento es más acelerado en Latinoamérica.

-¿Se traduciría esto en una mayor inversión para la región?
-Seguro, lo estamos haciendo ahora mismo. No sólo con la Copa del Mundo, estamos invirtiendo en muchos países en Latinoamérica. Abrimos una nueva sede en Sao Paulo, porque creemos que podemos crear más productos que se consuman en Brasil y Latinoamérica.

"Una de las cosas que vemos, es que definitivamente hay una mejor situación de infraestructura en Brasil que en el resto de la región. Pero la infraestructura es en general autopistas, aeropuertos, puertos, etc. y creo que para el futuro crecimiento de Latinoamérica, deben invertir más en esa área, porque tendrán que exportar productos y las materias primas que produzcan necesitan tener una infraestructura de buen nivel".

-En general, la infraestructura es un déficit en Latinoamérica, ¿es esto un problema para Adidas a la hora de optar por ser auspiciador de competencias, por ejemplo, al considerar los niveles de los estadios o campos de entrenamiento?
-Una de las cosas que vemos, es que definitivamente hay una mejor situación de infraestructura en Brasil que en el resto de la región. Pero la infraestructura es en general autopistas, aeropuertos, puertos, etc. y creo que para el futuro crecimiento de Latinoamérica, deben invertir más en esa área, porque tendrán que exportar productos y las materias primas que produzcan necesitan tener una infraestructura de buen nivel.

-En este sentido, ¿cuán importante debe ser el apoyo de los gobiernos?
-Creo que esta es una de los mayores desafíos que tienen los gobiernos, el desarrollo del país requiere de infraestructura, aunque esto no es lo único, pues tienen que invertir en educación, porque todos sabemos que la educación es el primer paso hacia el bienestar. Porque un país así tendrá más ingenieros, más socios, productos y pueden exportar, por lo que la infraestructura es una de estas piezas.

-Entonces, ¿Adidas necesita más desarrollo en Latinoamérica para invertir más en la región?
-Creo que hay más inversión viniendo hacia Latinoamérica, porque su clase media puede acceder a más productos. Lo sé, especialmente por lo que sucede en las compañías de automóviles. Por ejemplo, se está planeando una nueva fábrica de este sector en México. Y creo que los gobiernos tiene que ayudar a las compañías a asentarse, conseguir los permisos, poder construir fábricas e invertir en las personas y lo mismo hicimos, cuando miramos a Brasil y el positivo impacto en el empleo.

-¿En qué otros deportes está interesado Adidas en América Latina?
-Por supuesto que el running, en gran manera. Cuando miras  la playa en Río o Sao Paulo, lo mismo sucede en Chile. La gente está haciendo ejercicio, se está entrenando, corren, caminan, esta es la razón por la que el running es una de las grandes categorías.

-¿Qué otras tendencias observa en el consumidor latinoamericano, alguna en particular?
-Lo que definitivamente sí vemos, es una gran diferencia cuando miras el mercado brasileño por ejemplo. Visitamos un par de tiendas, y esto es mucho más colorido que en Europa. Estuvimos en una tienda y si vas de la sección fútbol a runnig todo es colores, verde, rojo, amarillo, naranja, lo que es muy distinto, al menos de seguro en Brasil, a otras partes del mundo.

La cuestión social en Brasil

-¿Cómo ha visto las protestas en Brasil, cuál es su opinión y el impacto para Adidas?
-Primero, entiendo que la gente quiera tomar sus oportunidades y usen la Copa Confederaciones para captar la atención. Sí creo que mientras se mantengan pacíficas, son perfectamente legítimas. Espero que el gobierno, una vez finalizada la copa, tome las distitnas partes y pueda juntarlas en una mesa y discutir soluciones, aunque sé que no es acotado porque son diversos temas. No creo que esto nos impacte, en lo absoluto, porque la gente no está en contra del fútbol en sí mismo o de los estadios, ellos están demostrando estar contra la situación del país.

-Entiendo su punto de vista, pero le consulto, ¿preferiría que en 2014, durante la Copa del Mundo no hubiese ningún tipo de protesta?
-No creo que esto sea en particular relevante. Por ejemplo, en Europa estamos muy acostumbrados a demostraciones, esto es permanente. En Alemania ha habido grandes muestras, pero lo son de forma pacífica y estoy de acuerdo con eso. Pienso que las manifestaciones deben ser con discusiones constructivas para que las cosas puedan mejorar. Lo que definitivamente no me gusta es lo contrario.

-Recientemente se está viendo en Latinoamérica que cada vez más los clubes de fútbol son administrados por agentes privados, corporaciones o grandes empresas, ¿qué opina de esta tendencia?
-En general, no estoy en contra de las inversiones en los deportes y en el fútbol, si alguien tiene mucho dinero y lo quiere invertir en deporte no es algo malo. Con lo que sí debemos tener cuidado, es con que los equipos no se transformen en una pelota de ping pong, para ganar dinero, y luego cuando entran en problemas, dejan al club con todos los problemas. Esto es con lo que tenemos que tener cuidado, pero en general, no soy contrario a ese tipo de inversiones.

-Considera que estas dos competiciones de fútbol (Copa Confederaciones y el Mundial 2014) aquí en Brasil puedan ser un nuevo puente en la imagen y relación de Adidas u otras marcas con la región?
-Para nosotros es definitivamente una gran oportunidad y también creemos que la copa mundial puede crear una nueva imagen para Brasil, pero también para Latinoamérica. El mundo estará viendo al país y podrán ver un nuevo y más moderno país. Pero también creo que el resto de Latinoamérica estará en el foco de manera positiva, porque tendremos a muchos equipos jugando y estoy seguro que lo harán mejor que si lo hicieran en Asia, porque estarán aquí en su propio terreno y estarán orgullosos de ser colombianos, argentinos, urguayos o lo que sean si clasifican para esto. Y estoy seguro que la copa conseguirá una mejor imagen de Latinoamérica y que esta mejorará.