CRF Pharmaceutical S.A. (CFR) firmó este miércoles un contrato con la empresa farmacéutica sudafricana Adcock Ingram Holdings Ltd. llamado "Transaction Implementation Agreement" (TIA), el que establece las bases y condiciones ante una posible adquisición.

De acuerdo a lo informado por Agustín  Eguiguren, fiscal de CFR, a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) dicho documento delimita la potencial oferta que CFR formularía a los accionistas de la firma sudafricana para adquirir, vía pago en dinero efectivo y acciones, la totalidad de sus acciones emitidas.

Sin embargo, el hecho esencial detalló que esto "con excepción de las acciones A y B ordinarias que representan el 13% aproximadamente del total del capital social de Adcock y de las acciones de propia emisión que continuarán en manos de sus subsidarias, en adelante "la Potencial Oferta".

Las acciones de Adcock que serían adquiridas tendrían un valor de US$1.262.993.761, el cual sería pagado con acciones provenientes del aumento de capital aprobado el 22 de julio y con dinero en efectivo proveniente de caja disponible y financiamiento a largo plazo, según explicó el documento.

En la carta enviada a la SVS, se menciona que de hacerse efectiva la transacción, Adcock Ingram se convertirá en una subsidaria de CFR. Además, se plantea los beneficios de la combinación de ambas entidades, por lo que se alude a que se podrá crear una empresa farmacéutica diversificada líder en los mercados emergentes con presencia en más de 23 países y que emplearía a más de 10.000 personas, que se generarían ingresos de unos US$1,3 mil millones y una base de activos de unos US$2,1 mil millones, entre otros factores.