Santiago. Estados Unidos colocó este viernes a Rusia en una lista de países con malos antecedentes en la lucha contra la piratería por décimotercer año, mientras que países latinoamericanos como Argentina, Chile y Venezuela también salieron mal evaluados.

La decisión sobre Rusia se conoce apenas días después de que Washington acordara intensificar las conversaciones para que Moscú pueda ingresar a la Organización Mundial del Comercio.

El gobierno de Estados Unidos incluyó a los países latinoamericanos en la "Priority Watch List" o "Lista Roja" de la Propiedad Intelectual, de acuerdo a un informe publicado por la Oficina del Representante de Comercio Exterior (USTR). También aparecen China en la lista por sexto año consecutivo y a Canadá por segundo año.

La lista no conlleva amenaza de sanciones, pero apunta a presionar a los Gobiernos a luchar contra la piratería y a actualizar sus leyes sobre la propiedad intelectual.

"El robo de propiedad intelectual en el exterior es un asesino de las exportaciones de las empresas americanas y un asesino del empleo para los trabajadores estadounidenses aquí en el país", dijo en un comunicado el representante comercial estadounidense, Ron Kirk.

Estados Unidos puso además a Argelia, Argentina, Chile, India, Indonesia, Pakistán, Tailandia y Venezuela en la lista.

Todos estos países serán "sujetos de un compromiso particularmente interno a través de discusiones bilaterales durante el año en curso", dijo la representación comercial estadounidense.

Veinte y nueve socios comerciales están en la lista de vigilancia de nivel inferior, que merecen atención bilateral para tratar los problemas subyacentes derechos de propiedad intelectual: Belarús, Bolivia, Brasil, Brunei, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Egipto, Finlandia, Grecia, Guatemala, Italia , Jamaica, Kuwait, Líbano, Malasia, México, Noruega, Perú, Filipinas, Rumania, España, Tayikistán, Turkmenistán, Turquía, Ucrania, Uzbekistán y Vietnam.  

Paraguay seguirá siendo sujeto a la Sección 306 de vigilancia en virtud de un Memorando de Entendimiento bilateral que establece objetivos y acciones para abordar las cuestiones de derechos de propiedad intelectual en ese país.