Ante la delicada situación financiera de Sociedad Química y Minera de Chile (SQM), el controlador de la empresa, Julio Ponce Lareau, propuso medidas sobre las sociedades controladoras de la firma a objeto de revertir la situación, según informó la compañía a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), a través de un hecho esencial.

Dichas medidas apuntan a la fusión de Pampa Calichera y Potasios, un aumento de capital en Norte Grande y la fusión de Oro Blanco con Nitratos para enfrentar el empeoramiento de la situación financiera de las sociedades producto de la caída en las acciones de SQM, según informa latercera.com.

Oro Blanco, Norte Grande, Nitratos, Potasios y Pampa Calichera, son las denominadas sociedades “cascadas” a través de las cuales Ponce controla SQM.

SQM a enfrentado una adversa situación financiera tras el fin de uno de los carteles globales del potasio, que implicó la salida de la rusa Uralkal y que impacto negativamente en el precio de las acciones de la firma chilena.

Nada más conocerse la decisión de Uralkali, los especialistas comenzaron a cuestionarse la continuidad de proyectos, como el plan de la multinacional BHP Billiton para instalar en Canadá una planta de potasio por US$14.000 millones y los temores se extendieron también a otros actores que podrían ver afectados sus planes.