Santiago. Los líderes sindicales de la estatal Corporación Nacional del Cobre (Codelco) señalaron que, pese a que se oponen al plan del presidente electo chileno, Sebastián Piñera, de incorporar capital privado en la minera, están abiertos a dialogar con el nuevo Gobierno.

Piñera, el primer conservador elegido democráticamente en más de 50 años, declaró ser partidario de incorporar capital privado para aumentar su competitividad, una medida que es vista por los críticos como el primer paso hacia su privatización.

La Federación de Trabajadores del Cobre, que representa a la mayoría de los sindicatos de la minera estatal, informó que está abierta al diálogo con las nuevas autoridades.

Raimundo Espinoza, titular de la entidad, dijo que los trabajadores defenderán la permanencia de Codelco en manos del Estado.

Tras analizar la postura del nuevo Gobierno, los líderes sindicales de Codelco realizarán una asamblea nacional el 21 y 22 de abril para adoptar una estrategia para el nuevo período.

Anteriormente en enero, la federación prometió organizar protestas o movilizaciones si Piñera prosigue con sus planes para la compañía.