La Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) revisó a la baja, hasta los US$3,27 por libra, su proyección de precio promedio del metal rojo para el año 2013, mientras que para el 2014 lo recortó hasta US$3,15 por libra.

El ministro de Minería, Hernán de Solminihac, dijo al presentar el informe de Cochilco que el ajuste a la baja se debe principalmente a la previsión de un superávit para el mercado en el periodo 2013-2017.

A esto, dijo el ministro, se suma la mayor incertidumbre económica mundial provocada por la ralentización de China, el principal consumidor de cobre, y las expectativas del fin anticipado del programa de estímulo fiscal en Estados Unidos.

En su anterior informe, publicado en abril, Cochilco proyectó que el precio promedio del cobre cerraría este año en US$3,57 por libra y bajaría hasta los US$3,32 en 2014.

El organismo estatal estimó ahora que este año se prevé un superávit de cobre de 209.000 toneladas y de 310.000 toneladas el próximo año.

Según las proyecciones, el consumo de cobre refinado llegará en 2013 a los 20,7 millones de toneladas, un poco menos que lo previsto en abril pasado.

Esto se debe a un menor crecimiento del consumo en China, que pasará de un 5% a un 2,5%, y a un nulo crecimiento de la demanda estimada en la eurozona.

En 2014, el organismo prevé que la demanda mundial registrará un aumento del 3 % hasta los 21,3 millones de toneladas métricas, de las cuales el 45% corresponderían a China.

En cuanto a la producción de cobre de mina a nivel mundial, Cochilco prevé que este año se alcanzarán los 17,6 millones de toneladas, lo que supone un aumento interanual del 3,2 %.

Los países que más contribuirán a este incremento son la República Democrática del Congo, con 190.000 toneladas, Zambia (116.000), Chile (98.000), Perú (90.000) y Australia (73.000).

En 2014, Cochilco estima que la producción mundial de cobre totalizará 18,3 millones de toneladas, un 3,9 % más que este año.

En Chile se espera que la producción de cobre de mina llegue a los 5,53 millones de toneladas este año, lo que supone un aumento de 98.000 toneladas respecto a 2012.

Para 2014 se proyecta una producción de 5,69 millones de toneladas.