Santiago. La compañía chilena Compañía de Aceros del Pacífico (CAP) dijo este lunes que el terremoto del fin de semana afectó "seriamente" las instalaciones de su filial Compañía Siderúrgica Huachipato, que debió paralizar sus operaciones.

"Con la información hoy existente, estimamos que los trabajos de reparación necesarios para volver a producir acero en forma normal requerirán no menos de tres meses", dijo el grupo siderúrgico.

"En lo posible, se reiniciarán en forma parcial las operaciones de laminación de acero en un plazo menor al indicado anteriormente, utilizando inventarios existentes de productos semiterminados y, eventualmente, importaciones", agregó.

CAP dijo que sus operaciones mineras y las de procesamiento de acero de su unidad Cintac, no sufrieron daños por el terremoto de magnitud 8,8 que sacudió el país el sábado, aunque sí cortes de energía que ya fueron superados.