Santiago. La siderúrgica chilena CAP planea "importaciones masivas" de acero, con el fin de evitar un desabastecimiento en Chile tras el terremoto de 8,8 grados de magnitud que azotó al país el pasado 27 de febrero.

La filial Compañía Siderúrgica Huachipato, cerca de Concepción, sufrió graves daños producto del fuerte terremoto que sacudió al país, y la empresa indicó que era probable que la planta esté fuera de operaciones por al menos tres meses.

"La principal preocupación nuestra en este momento es que el país no quede desabastecido de acero y estamos haciendo todos los trámites, ya algunos han dado resultado, para hacer importaciones masivas de acero de otras siderúrgicas amigas nuestras", señaló el presidente de CAP, Roberto de Andraca, en una reunión de accionistas.

No obstante, la empresa espera echar a andar una de sus plantas "en 20 días más y las últimas esperamos que en tres meses a tres meses y medio", dijo De Andraca, quien añadió que la pérdidas aún no se pueden entregar.