Santiago. Viña Concha y Toro, la mayor productora y exportadora de vinos de Chile, dijo este miércoles que sus plantas productivas estaban trabajando plenamente, luego de una suspensión tras el devastador terremoto del 27 de febrero.

Concha y Toro dijo además que sus bodegas de vinificación, excepto Peumo, estaban operativas, por lo que inició la vendimia con capacidad suficiente de recibir la uva, según las proyecciones realizadas previamente.

La bodega de Peumo estaría funcionando normalmente dentro de las próximas dos semanas, agregó la compañía en una nota al mercado de valores.