Santiago. JetSMART, la aerolínea chilena de ultra bajo costo, propiedad del fondo de inversión norteamericano Indigo Partners, concretó su pedido al prestigioso fabricante de aeronaves Airbus por 70 aviones de la Familia A320 incluyendo 56 A320neo y 14 A321neo y, adicionalmente, sumó otros seis aviones A320ceo en la orden, los que comenzarán a ser entregados a partir de 2018.

La orden le implicó a la empresa desembolsar un total de US$8.440 millones (precio de lista de fabricante) y es parte del pedido más grande de la historia de Airbus.

Estos aviones se vienen a sumar a la flota actual de JetSMART, que posee cinco aeronaves Airbus A320 y que le permiten contar con la flota más nueva de toda América al servicio de sus 11 destinos en Chile y su recién estrenado servicio internacional a Lima.

Estuardo Ortiz, Chief Executive Officer de JetSMART, aseguró que “este contrato de compra nos permite asegurar nuestro crecimiento de corto y largo plazo y hacer realidad nuestra visión de llegar a una flota de 100 aviones en 2026 y conectar a 100 millones de personas en Sudamérica”.

"En apenas cinco meses, volamos 5 A320 nuevos, servimos a más de 335.000 pasajeros en 12 destinos, con una participación de mercado del orden del 7%”. Estuardo Ortiz.

“La revolución aérea ya es una realidad en Chile y pronto se expandirá a otros países de la región. En apenas cinco meses, volamos 5 A320 nuevos, servimos a más de 335.000 pasajeros en 12 destinos, con una participación de mercado del orden del 7%”, agregó.

Por su parte, Rafael Alonso, presidente de Airbus para América Latina y el Caribe, también destacó este hito señalando que “estamos encantados de ver hecho realidad el compromiso de JetSMART con la línea de productos de pasillo único de Airbus. Es un orgullo para Airbus apoyar a esta empresa de rápido crecimiento en su proceso de expansión en Chile y más allá”, aseguró.

Esta orden de compra es parte del acuerdo más grande de la historia, suscrito por Indigo Partners con Airbus y que aunque comprende contratos individuales y separados, incorporó en total 430 nuevas aeronaves por un valor de US$49.500 millones para todo su portafolio de aerolíneas, que incluyen a Wizz Air (Europa), Volaris (México) y Frontier Airlines (Estados Unidos).