Santiago. La productora chilena de tableros aglomerados Masisa dijo el miércoles que paralizó las faenas en varias de sus plantas por problemas de abastecimiento eléctrico o por revisiones, tras el terremoto del fin de semana.

Masisa dijo que sus activos forestales no fueron dañados por el terremoto de magnitud 8,8 de la madrugada de este sábado.

En una nota al regulador, Masisa dijo que detuvo las operaciones en el Complejo Industrial Mapal, cerca de Coronel -una de las áreas más afectadas por el sismo-, luego de que un incendio dañó "en forma importante" la planta térmica que alimenta la línea de producción de tableros de fibra de densidad media (MDF).

En el resto de las plantas de la firma en Chiguayante, Cabrero y Chillán no se reportaron daños severos, pero se detuvo la producción ya por falta de servicios básicos o revisiones.

Las dos plantas de tableros de Masisa en Valdivia funcionaban normalmente.

"Masisa cuenta con seguros involucrados, que incluyen daños por terremoto, para todas sus instalaciones, activos y existencias, además de cobertura por paralización", dijo.