Lima. Los clubes de fútbol en Perú podrán convertirse en sociedades anónimas y hasta cotizar en bolsa, una medida que los ayudaría a sortear una de sus peores crisis financieras que los ha relegado de torneos internacionales.

El Congreso peruano aprobó en la víspera una ley que promueve la transformación de los clubes profesionales de fútbol en sociedades anónimas abiertas, lo que les permitirá acogerse a beneficios como fraccionar sus deudas tributarias que actualmente suman unos US$35 millones.

"Son 12 de los 16 clubes profesionales de fútbol que se encuentran en una situación financiera caótica", dijo a Reuters el legislador Renzo Reggiardo, autor del proyecto de ley que estuvo en discusión por varios meses en el Congreso.

Los equipos de fútbol más populares de Perú, Universitario y Alianza Lima, se encuentran al borde de la quiebra con amenazas de embargo de sus estadios y otras propiedades ante la falta de pago de impuestos.

La crisis se agudizó el año pasado luego de que la selección peruana de fútbol quedó en el último lugar de la tabla de posiciones de la eliminatoria sudamericana para el Mundial de Sudáfrica de junio, en una de las peores campañas de su historia.

La última vez que Perú participó en el máximo torneo internacional de fútbol fue en 1982, en España.

"Con esta norma, los clubes profesionales de fútbol, luego de convertirse en sociedades anónimas, podrán cotizar en la bolsa de valores, igual a otros equipos del exterior como el Colo Colo de Chile", dijo el legislador Reggiardo.

Colo Colo, uno de los grandes equipos chilenos administrado por una empresa vinculada al electo presidente Sebastián Piñera, cotiza en la bolsa de Santiago al igual que sus rivales Universidad Católica y Universidad de Chile.

En Perú son tres equipos que operan como una sociedad anónima, pero sólo uno, Sporting Cristal -cuyo principal accionista es la importante cervecera Backus y Johnston-, no tiene problemas de deudas tributarias.