Londres. Los contratos a futuro sobre el cobre cerraron a la baja el viernes en medio de la debilidad generalizada en los mercados de acciones y otros bienes básicos ante las persistentes preocupaciones por los problemas de deuda en la zona del euro.

Sin embargo, el cobre resistió mejor que la mayoría de los bienes básicos, quizás debido a que gran parte de las ventas en el cobre para deshacerse de posiciones que habían comprado anteriormente, ya se produjo en el metal rojo, dijo Michael Gross, corredor y analista de futuros de OptionSellers.com

El contrato sobre el cobre a marzo cayó 2,15 centavos, o un 0,75%, para cerrar a US$2,8575 la libra en la división Comex de la New York Mercantile Exchange. El metal anotó en la madrugada un mínimo de US$2,8110, su nivel más bajo desde mediados de octubre, pero logró ampliar el mínimo durante la sesión de piso.

La moneda única cayó brevemente bajo los US$1,36 por primera vez desde mayo y hasta ahora ha perdido casi 10 centavos frente al dólar desde su máximo de mediados de enero.

El cobre fue influenciado principalmente por las variaciones del precio del petróleo, que perdió más de US$2 por barril, dijo Ira Epstein, director de la división Ira Epstein de The Linn Group.

El informe estadounidense de desempleo tampoco fue alentador para la demanda de cobre, según Epstein. Las nóminas de empleos no agrícolas cayeron en 20.000 el mes pasado, lo que se compara con un descenso de 150.000 en diciembre. "Sin empleo, no hay demanda de materias primas", dijo Epstein.

Los inventarios de cobre en la Bolsa de Metales de Londres aumentaron el viernes en 1.725 toneladas métricas a 541.150. Las cifras más recientes de inventarios en la Comex, publicadas el jueves en la tarde, mostraron un avance de 516 toneladas cortas a 105.165 toneladas cortas.

Por su parte, la Bolsa de Futuros de Shanghai informó en su informe semanal de existencias que los inventarios aumentaron esta semana 13.092 toneladas a 114.302 toneladas