Calama, Chile. Los trabajadores de la mina Chuquicamata de la estatal chilena Corporación Nacional del Cobre (Codelco) retomaron este miércoles (08.00 GMT) sus labores después de que la mayoría aprobara una mejor oferta laboral de la empresa.

En una votación efectuada el martes, 69% de los trabajadores votó a favor de un nuevo convenio laboral de 38 meses. "La mayoría de los trabajadores han votado por la oferta de la empresa", dijo Hilario Ramírez, dirigente de uno de los tres sindicatos de la Chuquicamata.

El acuerdo aprobado por los sindicatos recoge un incremento salarial del 4%, bonificaciones personales por producción de más de 12 millones de pesos chilenos (US$24.000) y préstamos gratuitos de 3 millones de pesos (US$6.000). 

Codelco, la mayor productora mundial de cobre con una producción anual de unos 1,7 millones de toneladas métricas, estimaba que la huelga tenía un coste de US$8 millones por día, pero espera cumplir con las entregas previstas en enero.

El complejo Chuquicamata alberga la mayor mina de cobre a cielo abierto del mundo, una fundición y una refinería y produce un 4% del cobre mundial. Se calcula que el complejo, que incluye además la Mina Sur, habría producido unas 565.000 toneladas de cobre en 2009.

Líderes sindicales ya habían anticipado una votación favorable de la propuesta mejorada que les hizo Codelco, más en línea con aquella que en octubre lograron los trabajadores de Escondida de BHP Billiton, la mayor mina de cobre en el mundo, también en Chile.

La huelga en la mina de Codelco empujó los precios del cobre a sus máximos en 16 meses. La paralización es la primera de los trabajadores sindicalizados en Chuquicamata desde 1996.

Aunque esta huelga fue un traspié, Codelco no tiene otra ronda de negociaciones salariales hasta fin de año.

Pese al resultado, un pequeño grupo de cerca de 40 mineros en el centro de votación protestó, señalando que habían sido engañados y prometieron presionar para continuar con el paro.

Con información de Reuters y Dow Jones Newswires