El gobierno del presidente Álvaro Uribe acaba de emitir un decreto que busca poner freno a los captadores ilegales de dinero, así como a las mesas de dinero piratas. 

El Ejecutivo, preocupado por el fenómeno que ha dejado a miles de colombianos en la ruina, aprobó el decreto 4939 del ministerio de Hacienda, que adopta medidas para intentar acabar con esta actividad, así como con los asesores de inversión que no son vigilados por la Superintendencia Financiera.

La decisión surgió a raíz de que en varias zonas del país siguen apareciendo consultores no regulados que captan dinero del público o hacen asesorías financieras sin tener las credenciales para ello, según publica Portafolio.

El presidente de la Asociación de Comisionistas de Bolsa de Colombia (Asobolsa), Emilio José Archila, dijo que su sector "recibe con beneplácito la decisión del gobierno de frenar a las mesas de dinero ilegales, porque es un fenómeno que afecta en gran medida al mercado de valores".